lunes, 23 de febrero de 2015

La Propuesta de la semana: Whiplash




Esta semana del miércoles 25 de febrero al domingo 1 de marzo, segunda semana de nuestra nueva programación, les presentamos dos buenas e interesante propuestas con motivo de la entrega de los premios Oscar, por un lado tendremos una de las nominadas al Oscar a mejor película “Whiplash”, que finalmente se ha llevado el Oscar a mejor actor de reparto (J.K Simmons), mejor montaje, mejor mezcla de sonido y por otro lado la nominada a mejor documental “La Sal de la Tierra”, premio que finalmente ha ido a parar a Citizenfour. Ambas cintas independientemente del resultado, son por méritos propios dos de los títulos del año y dos películas que no hay que perderse… comenzamos …. Y les recordamos que como viene siendo habitual serán proyectadas en Digital ...

Por un lado como les decíamos les presentamos unas de las películas candidatas o nominadas al Oscar a mejor película, “ Whiplash” dirigida por Damien Chazelle y que tambien es reponsable del guion, guion por el que estaba nominado a Mejor guion adaptado. Ya que son 5 las nominaciones de esta estupenda película para los Oscar, además de las ya mencionadas destacamos el finalmente premio Oscar a mejor actor de reparto que se ha llevado J.K Simmons. Que ya se llevo el Globo de Oro por esta genial interpretación de un mas que duro profesor de musica. La película entre los numeroso premios a los que ha optado y ha tenido, se llevo el de mejor película y premio del publico en el Festival de Sundance y la American Film Institute la mete en su lista de las 10 mejores películas del año. Esta protagonizada por gebial Miles Teller, en el papel de joven aprediz y el Oscarizado J.K. Simmons en el papel de profesor de musica, pero malo y que muy malo.
El argumento gira entorno a un chico de 19 años que, marcado por las frustraciones familiares, quiere llegar a ser el mejor baterista de jazz del mundo. Con mucho esfuerzo llega hasta la escuela más prestigiosa de la Costa Oeste y allí se topa con un profesor autoritario que no parece tener más sentido pedagógico de la música que la presión en su máxima expresión.. hasta hacer que las manos del alumno lleguen a sangrar para demostrar cómo se esfuerza a su profesor, en alegato mas que discutible sobre la superación y el esfuerzo personal...
Pero “Whiplash es, ante todo, un estudio superlativo sobre la musicalidad del cine. Es, en consecuencia, un viaje alucinante por el mismo cine. Son más de cien minutos en los que el oído se ve asaltada por la violencia y la sublimidad del jazz más frenético, y por las frases más hirientes, y por el ruido más glorioso, usado como hilo conductor. Lo mejor es que a Chazelle, su joven director,  no le hace falta alardear de conocimientos, porque salta a la vista que el talento fluye por sus venas. Los músicos de los que nos habla se ven convertidos en máquinas en pos de una perfección que obviamente entraña sacrificios. “¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar para convertirte en el nuevo Charlie Parker?” Sin rodeos ni calentamientos que valgan: la percusión sirve, efectivamente, para noquear al espectador, y el golpe definitivo viene servido por uno de esos clímax que hacen historia.
Asi que no se la pierdan… merece la pena.
Sinopsis

Andrew Neiman (Miles Teller) es un joven y ambicioso baterista de jazz, absolutamente enfocado en alcanzar la cima dentro del elitista conservatorio de música de la Costa Este en el que recibe su formación. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza, ansía convertirse en uno de los grandes. Terence Fletcher (J.K. Simmons), un instructor bien conocido tanto por su talento como por sus aterradores métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del conservatorio. Fletcher descubre a Andrew y el baterista aspirante es seleccionado para formar parte del conjunto musical que dirige, cambiando para siempre la vida del joven. La pasión de Andrew por alcanzar la perfección rápidamente se convierte en obsesión, al tiempo que su despiadado profesor continúa empujándolo hasta el umbral de sus habilidades… y de su salud mental.

2014: Premios Oscar: 5 nominaciones incluyendo Mejor película, mejor actor de reparto para J.K Simmons, mejor Guion adaptado, mejor montaje y mejor sonido.
2014: Globos de Oro: Mejor actor de reparto (J.K. Simmons)
2014: Festival de Sundance: Mejor película y Premio del público
2014: American Film Institute: Top 10 - Mejores películas del año
2014: Premios BAFTA: Mejor actor secundario (JK Simmons), montaje & sonido.
2014: Seminci de Valladolid: Mejor director novel
2014: Círculo de Críticos de Nueva York: Mejor actor secundario (Simmons)
2014: Críticos de Los Angeles: Mejor actor secundario (Simmons)
2014: Independent Spirit Awards: 4 nominaciones incluyendo mejor película
2014: Sindicato de Actores (SAG): Mejor actor secundario (Simmons)
2014: Críticos de Chicago: 3 premios incluyendo Mejor director novel
2014: Critics Choice Awards: Mejor actor de reparto (Simmons

Funciones

Miércoles 25       - 17,00 h. y 22:00 h.
Jueves 26            - 20,00 h. y 22:00 h.
Viernes 27           - 17,00 h. y 20:00 h.
Sábado 28           - 17,00 h. y 22:00 h.. 
Domingo 1           - 20,00 h. y 22:00 h.

La critica ha dicho:

"Damien Chazelle recrea los duelos de tambor S&M con una apabullante maestría. Y Miles Teller y JK Simmons te dejan sin habla. Que batan los tambores para un Oscar a Simmons, y que le añadan un desplome de platillos para 'Whiplash'. ¡Es electrizante! (...) Puntuación: ★★★½ (sobre 4)" Peter Travers: Rolling Stone
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"La película es apasionante, divertida e inspiradora." Kyle Smith: New York Post
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Película realmente espléndida y tan musical como dramática (pero, en realidad, un thriller) (...) es impresionante el trabajo que hacen los dos actores protagonistas (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)" E. Rodríguez Marchante: Diario ABC
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"La instrucción musical y el combate rara vez se vinculan en las películas, y especialmente no de la manera singular y fascinante en la que se unen en 'Whiplash'. (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 4)" Claudia Puig: USA Today
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Uno no va a ver 'Whiplash', sino que se deja arrollar por ella. (...) Lo mejor: el clímax, cine en estado químicamente puro. Lo peor: que no le ofrezcan más papeles así a Simmons. (...) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)" Noel Ceballos: Fotogramas
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Perfectamente ejecutada (ritmo, montaje, desarrollo narrativo...), Whiplash merece la visita por este apasionante duelo y, sobre todo, por la furia desencadenada de un Simmons en estado de gracia (...) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)" Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Contada podría pasar por una película ya vista. Y sin embargo, algo extraño, por primario, arrastra al espectador hasta lo más profundo del entusiasmo. (...) Y, por favor, no se pierdan la inabordable actuación de J.K. Simmons" Luis Martínez: Diario El Mundo
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Un estudio superlativo sobre la musicalidad del cine." Víctor Esquirol: Cinemanía
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Es 'Whiplash' una película de ésas que le dejan a uno pasmado. ¿Se trata del filme más execrable de la temporada o del que mejor refleja nuestra sociedad actual? (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)" Rubén Romero: Cinemanía

No se la pierdan, una de las películas del año !!… les va a fascinar … en todos los sentidos !

Y en Digital !!  Les dejamos un tráiler....


La Otra Gran Propuesta de la semana: La Sal de la Tierra




Esta semana, del miércoles 25 de febrero al domingo 1 de marzo tendremos la posibilidad de ver también el maravilloso y aclamado documental “La Sal de la tierra” dirigido por el prestigioso director Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado, hijo del fotógrafo al que se dedica el documental Sebastião Salgado. Una cita ineludible para aquellos que aman la fotografía y todos aquellos que se quieren acercar a la obra de Salgado. El documental ha estado nominado al Oscar a mejor documental, que finalmente fue a parar a Citizenfour.. también gano el premio del jurado en el festival de Cannes y el premio del publico en el festival de San Sebastian.

Desde hace cuarenta años, el fotógrafo Sebastião Salgado recorre los continentes captando la mutación de la humanidad. Testigo de grandes acontecimientos que han marcado nuestra historia reciente: conflictos internacionales, hambruna, éxodos, etc., ahora emprende camino hacia territorios vírgenes con grandiosos paisajes, descubriendo una fauna y una flora silvestres en el marco de un proyecto fotográfico gigantesco, tributo a la belleza del planeta. Su hijo Juliano, quien le acompañó en sus últimas travesías, y Wim Wenders, también fotógrafo, comparten con nosotros su mirada acerca de su vida y su obra.

Testigo excepcional del horror y la belleza del mundo contemporáneo, el fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado ocupa el lugar del retratado en el documental. Además de un compendio de sus mejores fotografías realizadas a lo largo de cuatro décadas en sus viajes por los cinco continentes, La sal de la tierra permite ver y escuchar a un gran aventurero y entender por qué hubo un momento en que casi pierde la esperanza en el ser humano. 
Fue después de hacer documentado las condiciones infernales de trabajo en las minas de Indonesia o el drama de la pesca tradicional en Sicilia en su serie Trabajadores (1993), y después de haber golpeado en el estómago al espectador con su visión del drama de los refugiados en Éxodos (2000).
Pero fue su propio estómago el que no pudo asimilar más miserias humanas después de presenciar el genocidio de Ruanda, hasta el punto de que abandonó durante un tiempo la fotografía y se refugió en su residencia familiar, en un valle del Amazonas. 
"Lo que le pasó después de Ruanda fue muy dramático", dice su hijo. "Sebastiao ha sido testigo de primera fila de un mundo muy duro. Pero detrás de aquello había también un mensaje de mucha esperanza, porque la forma en que él vivió su transformación fue muy positiva". 
Y es que, durante ese reposo, el fotógrafo, Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1998, junto a su esposa, Lelia Deluiz, comenzó a plantar árboles para paliar la deforestación de la selva amazónica y acabó fundando el Instituto Terra, un recinto de 17.000 acres que repobló con más de 2,5 millones de árboles. 
"Es algo increíble, yo no me lo creía. Cuando empezó con eso, yo tenía unos 25 años y pensaba que era una broma. Ahora, cuando lo ves, es algo estupendo", subraya Ribeiro, que hace hincapié -y así lo refleja el documental- en la importancia del papel de su madre. 
"El artista Sebastiao Salgado son dos personas: Sebastiao y Lelia. Ella nunca aparece, pero es importantísima en la carrera de Sebastiao. Han pensado juntos los conceptos de sus trabajos, le ayuda a escoger fotografías, reseña los libros y las exposiciones. Los dos juntos hacen un fuerza increíble, nada los para", dice. 
Fue así como el fotógrafo recuperó su inspiración. Su siguiente gran proyecto, Génesis, el último hasta la fecha, fue una carta de amor a la naturaleza y a los territorios que aún permanecen vírgenes, alrededor del 56% del planeta. 
La idea del propio Salgado de hacer un documental con esas imágenes fue uno de los orígenes de La sal de la tierra. 
"Le pidió consejo a Wenders, a quien conocía por amigos en común y que a su vez llevaba tiempo queriendo hacer una película sobre Sebastiao. Así empezó la relación", cuenta Ribeiro.
"Al mismo tiempo, yo me fui con mi padre, en nuestro primer viaje juntos, a visitar a la tribu brasileña de los zoe, que viven de forma reservada", prosigue. "Filmé a Sebastiao allí y, cuando él vio las imágenes, se emocionó mucho". 
De modo que la película acabó siendo también la historia del acercamiento del hijo al padre, tras una infancia y adolescencia marcada por sus largas ausencias.
"Hace cinco años, mi padre y yo teníamos una relación buena pero distante: un eufemismo -apostilla él mismo-. A raíz de este proyecto, al pasar más tiempo juntos, hubo un momento en que yo cambié mi mirada y logré entender la motivación de sus viajes". 
"En ese momento sentí que había descubierto algo. Para mí, esta película supone el paso definitivo para convertirme en el adulto que soy", explica el director.

Sinopsis Oficial:

Durante los últimos 40 años, el fotógrafo Sebastião Salgado ha viajado por los cinco continentes siguiendo los pasos de una humanidad en constante cambio. Ha sido testigo de algunos de los acontecimientos más destacados de nuestra historia reciente: conflictos internacionales, hambrunas y éxodos. Ahora se ha embarcado en el descubrimiento de territorios vírgenes con flora y fauna salvaje, y de paisajes grandiosos como parte de un gigantesco proyecto fotográfico que es un magnífico homenaje a la belleza de nuestro planeta.

2014: Premios Oscar: Nominado a Mejor largometraje documental
2014: Festival de Cannes: Premio Especial del Jurado ("Un Certain Regard")
2014: Festival de San Sebastián: Premio del Público
2014: Premios Goya: Nominada a Mejor película europea
2014: Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor largometraje documental

Funciones

Miércoles 25      - 20:00 h.
Jueves 26          - 17,00 h
Viernes 27         - 22:00 h.
Sábado 28         - 20,00 h
Domingo 1         - 17,00 h.

La critica ha dicho:

"Wim Wenders confirma su dominio de la forma documental con esta impresionante oda a Sebastiao Salgado."Jay Weissberg: Variety
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Fabuloso relato artístico, social, antropológico y etnográfico (...) Como suele ocurrir con los documentales de Wenders, sus piezas son un prodigio de manejo del tiempo secuencial y del plano" Javier Ocaña: Diario El País
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Magnífico trabajo documental (...) La película es fiel al espíritu que retrata, reveladora del sugestivo y fascinante personaje, pero también es fiel al espíritu de Wenders (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)"
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Conecta y emociona como las fotografías de Salgado (...) Puntuación: ★★★★ (sobre 5)" Andrea G. Bermejo: Cinemanía
 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"No se trata de una colección de fascinantes imágenes (...) Es una reflexión de las desigualdades y los interrogantes que se plantea este retratista de la realidad. (...) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)" Lluís Bonet Mojica: Diario La Vanguardia
 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"Hay muchos momentos que crean emoción y te remueven en este admirable documental sobre un hombre digno y un artista grande. También la necesidad de volver a observar esas fotografías que forman un universo intransferible" Carlos Boyero: Diario El País


Un impresionante documental a la altura de la obra de esta maravillosa y comprometida persona ! No se la pierdan es unico ¡!!

y en Digital !! ….

Les dejamos un tráiler....


ENTREVISTA CON WIM WENDERS Sobre ‘La sal de la tierra’


¿Hace cuánto que conoce a Sebastião Salgado? ¿Le había impresionado su trabajo antes de conocerlo?

Ya hace casi 25 años que conozco a Sebastião Salgado. Hace tiempo compré dos fotos suyas que me conmovieron profundamente. Las enmarqué, y desde entonces están colgadas encima de mi escritorio. Esas fotografías me llevaron a visitar poco después una exposición llamada At Work. Desde entonces, he sido un admirador incondicional del trabajo de Sebastião, a pesar de que sólo lo conocí en persona hace cinco o seis años.

¿Cuál fue el catalizador del proyecto LA SAL DE LA TIERRA?

Nos reunimos en su oficina de París. Me hizo visitar su estudio y descubrí Génesis. Era un nuevo e interesante punto de partida de su trabajo y como siempre, un proyecto de enorme envergadura con una extensa trayectoria. Me fascinó su compromiso con el trabajo y también su determinación. Después volvimos a vernos y descubrimos que a ambos nos gustaba el fútbol, y empezamos a hablar de fotografía en general. Un día, me preguntó si me interesaría acompañarle a él y a su hijo Juliano en un viaje sin una meta concreta y para él que necesitaban el punto de vista de un outsider. 

Una vez que decidió codirigir la película con Juliano, el hijo de Sebastião Salgado, ¿tuvo que resolver muchos problemas? ¿El enorme volumen de material, o la elección de las fotografías? Aparte de las secuencias de Juliano filmando a su padre, ¿descubrió otros materiales de archivo?

Lo cierto es que el mayor problema fue la abundancia de material. Juliano ya había acompañado a su padre en muchos viajes alrededor del mundo. Así que había horas y horas de imágenes documentales. Yo tenía pensado acompañar a Sebastião en al menos dos "misiones": al norte de Siberia y en una expedición en globo sobrevolando Namibia. Pero tuvimos que cancelarlos porque me puse enfermo y no pude viajar. Así que empecé a centrarme en su trabajo fotográfico, y grabamos varias entrevistas en París. Pero a medida que descubría su trabajo tenía más preguntas. Y por supuesto, tuve acceso a una ingente cantidad de imágenes de archivo.

Su presencia en la película es cálida y discreta: ¿dónde se desarrollaron las entrevistas a Sebastião Salgado? ¿Y qué criterio siguieron para elegir las fotografías?

En las primeras entrevistas aparecía delante de la cámara. Pero a medida que nuestras conversaciones avanzaron tuve la impresión de que debía "desaparecer". Tenía que dejarle todo el espacio a Sebastião y, por encima de todo, a las fotografías. Había que dejar que el trabajo hablara por sí mismo. Así que se me ocurrió adoptar el enfoque de un director utilizando una especie de cuarto oscuro: Sebastião estaba delante de una pantalla, mirando las fotografías, mientras contestaba a mis preguntas sobre las mismas. La cámara estaba detrás de la pantalla, filmando sus fotografías -por decirlo de alguna forma- gracias a un espejo semitransparente. De esta forma miraba sus fotografías al mismo tiempo que al espectador. Me pareció que era el escenario más íntimo para que el público oyera cómo se expresaba al mismo tiempo que descubrían su trabajo. Cortamos casi todas las entrevistas "tradicionales" de las que sólo quedan algunos trozos. Pero se convirtió en un gran escenario preparatorio de nuestras sesiones en el "cuarto oscuro". Elegimos las fotografías juntos siguiendo sobre todo las historias que Sebastião me contó y que están en la película. Teníamos horas y horas de fragmentos a nuestra disposición.

¿Le animó a comentar sus fotografías recordándole el lugar y el momento en el que se tomaron? Una mina de oro brasileña, la hambruna en el Sahel, el genocidio de Ruanda, etc. Casi todas son imágenes trágicas. ¿Le parecieron en algún momento "demasiado bellas", como algunos le han reprochado?

En el "cuarto oscuro" recorrimos durante una buena semana toda la obra fotográfica de Sebastião, en orden más o menos cronológico. Para él fue muy difícil estar detrás de la cámara y para nosotros también porque algunos de los relatos y viajes son muy inquietantes, y algunos realmente terribles. A Sebastião le pareció que estaba volviendo a esos lugares, y para nosotros, todos esos viajes "al corazón de la oscuridad" también fueron abrumadores. A veces teníamos que parar y yo me iba a dar un paseo para distanciarme por un momento de lo que acababa de ver y oír. En lo que se refiere a si sus fotografías son demasiado bellas o estéticas, no estoy nada de acuerdo con esas críticas. Cuando fotografías la pobreza y el sufrimiento tienes que darle cierta dignidad al sujeto y evitar caer en el voyeurismo. No es fácil. Sólo se puede lograr si estableces una buena relación con la gente que está delante de la cámara, y consigues entrar en sus vidas y en su situación. Muy pocos fotógrafos lo consiguen. La mayoría llegan a un sitio, hacen unas cuantas fotos y se largan. Sebastião no trabaja así. Pasa tiempo con la gente a la que fotografía para comprender su situación, vive con ellos, simpatiza con ellos, y comparte sus vidas en la medida de lo posible. Empatiza con ellos. Hace este trabajo para la gente, para darles voz. Las imágenes tomadas sobre la marcha y las fotografías al estilo "documental" no pueden transmitir las mismas cosas. Si encuentras la forma de transmitir una situación de forma convincente, estarás más cerca de un lenguaje que corresponde a lo que estás ilustrando y al sujeto que está delante de ti. Cuanto más te esfuerces en hacer una "buena foto" más nobleza tendrá tu sujeto y más destacará. Creo que Sebastião sabía cómo revestir de dignidad a toda esa gente que se ponía delante de su cámara. ¡Sus fotografías no son sobre él sino sobre toda esa gente!


En LA SAL DE LA TIERRA, ¿trabajó basándose en un guión o la película se estructuró durante el montaje?

Escribí las líneas generales de la película, y al final el "cuarto oscuro" actuó como dispositivo conceptual. Pero en general, como ocurre en todos los documentales, debes intentar filmar material en el momento y no perderte lo que está pasando delante de ti por culpa de decisiones que has tomado previamente. Es lo que ocurrió cuando fui a Brasil y filmé a Sebastião y Lélia (su mujer) en Vitória, la ciudad donde viven, o en el interior del Instituto Terra. Tuve que dejarme guiar por lo inesperado y estar listo para rodar cuando se presentaba la ocasión. Este es el otro aspecto de mi aportación a esta película: entablar un vínculo entre la extraordinaria "otra vida" de los Salgado y el cuerpo de trabajo fotográfico. En cierto sentido, su compromiso ecológico y sus esfuerzos por regenerar la selva tropical atlántica son, en un mi opinión, tan importantes como las fotografías de Sebastião. Por esa razón, tuve la impresión de que estábamos haciendo dos documentales al mismo tiempo, que después montamos en una sola película.

El documental representa el retrato de un hombre y va de su vida a su obra. También es un estudio entrañable de la relación padre-hijo. ¿Este aspecto dual se planteó desde el principio?

Sí, nuestra película tuvo varias dimensiones desde el primer momento. La relación padre-hijo también formaba parte del proyecto desde su inicio. Hubiera podido convertirse en un obstáculo para la película. Y creo que los Salgado -padre e hijo- no se equivocaron al querer que participara en la película para evitar ese riesgo. Pero lo cierto es que es una parte muy entrañable de la película.


Una de las características más reconocibles de Salgado es que sólo utiliza el blanco y negro. ¿Cómo lo justifica él? En sus películas (EN EL CURSO DEL TIEMPO, la percepción de nuestro mundo por los ángeles en EL CIELO SOBRE BERLÍN, EL ESTADO DE LAS COSAS), usted lo utiliza con gran eficacia. ¿Esa particularidad les acercó?

Sí, la verdad es que me identifico totalmente con su uso del blanco y negro. De hecho, la parte de la película que filmé también es en blanco y negro para que encajara mejor con sus fotografías. En algún momento abordamos este tema en nuestras entrevistas. Pero al final no conservamos ese segmento en el montaje definitivo. Me di cuenta que se podía comprender ese aspecto de su trabajo sin necesidad de más explicaciones.


Ambos tienen en común la fotografía ya que usted es un reconocido fotógrafo (y, al igual que Salgado, un fan de la cámara Leica), y muchos de los personajes de sus películas (Philip Winter en ALICIA EN LAS CIUDADES, Tom Ripley en EL AMIGO AMERICANO, o Travis en PARÍS, TEXAS) mantienen un vínculo con fotografías o la fotografía. ¿Salgado conocía su trabajo tanto como usted el suyo?

Sebastião tomó muchas fotografías mientras estábamos rodando, incluso del equipo técnico. Así que puede que tenga el honor de aparecer en algunas de sus fotografías. Pero no creo que conozca mis películas tan bien como yo conozco sus fotografías. Y esa fue la razón principal por la que quise hacer esta película. El era el sujeto de mi película y no al contrario.

A lo largo de la película se pone de manifiesto la presencia y la importancia de Lélia Wanick Salgado, su mujer, en la vida y la obra de Salgado. ¿Desempeñó un papel activo en la realización de LA SAL DE LA TIERRA?

Llevan 50 años trabajando juntos. Lélia aporta una gran energía a Sebastião, algo muy  necesario para sus trabajos y sus exposiciones. Además, emprenden juntos sus grandes proyectos fotográficos. Por lo tanto, era lógico que formara parte intrínseca de la película. Es una mujer extraordinaria, muy fuerte, muy directa, honesta y encantadora. Y muy divertida. ¡Los Salgado se ríen muchísimo! 


La última parte de la película es un viaje inesperado, a la vez íntimo y con un enorme contenido ecológico: El regreso de la familia Salgado al rancho familiar de Aimorés en Brasil. Un paisaje espectacular devastado por la deforestación, y la increíble apuesta de los Salgado. Una apuesta que está empezando a dar frutos ya que han replantado dos millones de árboles. Para Salgado el hombre y para el fotógrafo de los conflictos humanos más dramáticos, ¿podríamos hablar de un final feliz?

Quedó claro desde el principio que teníamos que contemplar el hecho de que los Salgado tienen otra actividad además de la fotografía: su compromiso con la ecología. Así que siempre supe que debía contar dos historias al mismo tiempo. Una que contaría que el programa de reforestación que han emprendido en Brasil, y sus casi milagrosos resultados, han tenido un final feliz para Sebastião, después de toda las desgracias de las que fue testigo y de la depresión en la que se sumió al volver de Ruanda por última vez. No sólo ha dedicado Génesis, su último trabajo monumental, a la Naturaleza, sino que también se puede decir que la Naturaleza le ha permitido no perder la fe en la Humanidad. 

sábado, 14 de febrero de 2015

Avance Programación – febrero - abril 2015 - Del 18 de febrero al 19 de Abril.

Les presentamos la nueva programación del Cine Los Angeles para las próximas 9 semanas, concretamente será del 18 de febrero al 19 de Abril de 2015... 

Aquí se la dejamos, como siempre en dos opciones:


O para verlo mas grande y en formato jpeg pinchar en la foto o abrir en otra ventana  (y/o pestaña):





Cine Los Angeles

Atentamente

Cine Los Angeles

Les recordamos que la taquilla del Cine Los Angeles abre de miércoles a domingo desde las 16,30 horas. 
Y el teléfono de taquilla es el 942 03 77 03 para información y reservas..
Y el precio de la butaca : 4,80€
Aquí estamos en pleno centro de la ciudad frente al Ayuntamiento de Santander, desde 1957..... 58 años ya... proyectando el mejor Cine para usted!!!

Cine Los Angeles
Ruamayor nº 6
39008

Santander